Lo que Filomena y los 3 cerditos nos enseñan sobre cubiertas ganaderas

El paso de la borrasca Filomena nos ha dejado la imagen de unas impresionantes nevadas, consideradas sin duda como históricas. Sin apenas tregua, le siguieron unos episodios extraordinarios de intenso frío y vientos muy fuertes. Y, de todo esto, ¿qué conclusiones podemos sacar? Pues que tenemos que estar preparados frente al cada vez más evidente fenómeno del cambio climático. Este se está manifestando con fenómenos extremos que se suceden con una mayor frecuencia.

¿Cómo afecta a los tejados para naves ganaderas?

De esta manera, nuestras instalaciones tienen que estar preparadas para hacer frente a todo lo que pueda venir. No olvidemos la imagen de cuento del lobo feroz, soplando y soplando para derribar las casas de los tres cerditos, que se creían a salvo de todo. Por tanto, cuando se vayan a construir o reformar unos alojamientos ganaderos es fundamental, entre otras cuestiones, escoger cuidadosamente los materiales de construcción a emplear y calcular escrupulosamente las cargas a las que se pueden ver sometidos. Es por esta razón que, en lo que se refiere a los tejados para las naves ganaderas, el fibrocemento es sin duda uno de los materiales de elección por sus cualidades.

Fuente: Asaja Toledo

Ventajas del fibrocemento

El fibrocemento es un material de construcción clásico, utilizado con gran profusión en todo tipo de edificios, no solo ganaderos, con grandes resultados. Además, frente a unas condiciones extremas como las que acabamos de vivir, presenta unas características muy apreciadas. Es impermeable, indeformable, transpirable e inoxidable (con lo que no forma condensaciones, ni es atacado por la corrosión). Todo ello da lugar a que posea una gran durabilidad, lo que implica que su empleo en cubiertas ofrezca un mayor y más temprano retorno de la inversión realizada.

La combinación fibrocemento + aislante, una unión insuperable

Si a las placas onduladas de fibrocemento, como una evolución lógica de las soluciones que pueden ofrecer, le añadimos un buen aislamiento con un acabado interior de poliéster blanco, se consigue un panel sándwich con unas características insuperables. Así, a las ventajas ya mencionadas del fibrocemento, se unen las del aislamiento térmico y acústico, que aporta un mayor confort y bienestar a los animales, así como un notable ahorro en energía y calefacción. Además, el remate en poliéster y las juntas de PVC permiten una fácil limpieza del conjunto y mantienen a raya a los pájaros y los roedores. De esta manera, al mejorar la higiene general de las instalaciones, se reduce la incidencia de enfermedades en el ganado y aumentan en consecuencia sus resultados productivos. El color blanco aporta además una gran luminosidad con el consiguiente ahorro en iluminación. Todo son ventajas, para los animales y para el productor también. Y con una ventaja añadida: sin necesidad de ningún tipo de mantenimiento.

Nunca hay que bajar la guardia

Para concluir, pese a la alegría que nos produce la cantidad y calidad de estas intensas precipitaciones de nieve, que seguramente servirán para recargar muchos acuíferos y pantanos, no hay que olvidar que los tejados de nuestras naves ganaderas no solo deben proporcionar confort térmico y bienestar al ganado, sino que también tienen que estar preparados para hacer frente a las inclemencias que nos acechan con el fenómeno del cambio climático. El fibrocemento y sus productos derivados como los paneles sándwich son una opción muy interesante como materiales de construcción idóneos y rentables para los tejados para naves ganaderas. Y ya sabiendo todo esto, ¿quién teme al lobo feroz?

Fuente: UGAMA

Granonda® y Agrotherm+® son respectivamente las marcas registradas de placas de fibrocemento y paneles sándwich de Euronit.

¿Necesitas soporte?

Encuentra todas las herramientas que necesitas, obtén asesoramiento de expertos o ponte en contacto con nosotros.