Blanca Navidad: Consejos para el mantenimiento del tejado con las nieves

Llega la ansiada Navidad, la época del año favorita de muchos niños y algunos adultos. Y con ella, la época en la que las calles, los árboles y los tejados se tiñen de un blanco nuclear para algunos y, para otros, simplemente se instala el frío polar y el colapso de las carreteras.

Tanto si su impronta es optimista como si tiende a ver la parte negativa de las cosas, lo cierto es que es el momento de analizar si el tejado de su vivienda está listo para los peligros climáticos del invierno y el peso y efecto de la nieve sobre su cubierta y desagües.

Por motivos obvios, las cubiertas inclinadas son mejores para soportar los desafíos de la nieve y el hielo por la circulación natural del agua, aunque es preciso que la edificación haya cumplido exigentes estándares de aislamiento y sostenibilidad para ser inmune a los posibles daños.

Dependiendo de su ubicación, puede que tenga que lidiar con grandes cantidades de nieve cuyo peso puede poner en peligro la estructura de su hogar. Revisar y eliminar la acumulación de hielo o nieve en las cubiertas y sus elementos - (canalones, bajantes, remates, cumbreras, etc- es fundamental para evitar problemas.

En casas antiguas y con un aislamiento deficiente el riesgo de dificultades y, eventualmente, de colapso, crece exponencialmente.

Las cubiertas con teja si no están correctamente aisladas pueden generar filtraciones por la diferencia de la temperatura exterior e interior.

Además, el hielo se convierte en un factor de riesgo adicional en estas superficies, donde las tareas de revisión y reparación han de ser realizadas por profesionales. Quitar la nieve de los tenados puede ayudar a prevenir problemas estructurales o posibles derrumbes del techo, pero crea un nuevo conjunto de riesgos.

Evite subir al tejado si no es profesional e intente realizar las tareas con los pies anclados al suelo. Puede considerar el uso de anticongelantes que se pueden rociar en las cubiertas para ayudar a derretir la nieve o emplear rastrillos que pueden utilizarse desde el suelo.

Si utiliza una escalera, asegúrese de que está nivelada y segura y de que no apoya sobre suelo mojado o helado. Revise los peldaños y limpie su calzado de agua o nieve. Para labores en altura, el equipo de protección anticaidas es, como siempre, imprescindible.

La impermeabilización y aislamiento de nuestro tejado se convierte una vez más en una cuestión vital que puede ahorrarnos muchos disgustos e inversiones si escogemos productos certificados y de calidad que, además, nos ayudan a ahorrar en la factura energética y a poner nuestra parte en la deseada sostenibilidad. En Euronit te ofrecemos completas soluciones para la cubierta perfecta, con elementos fabricados en fibrocemento, un material sostenible y longevo. En forma de placas bajo teja adaptables a tu solución constructiva, paneles sándwich para un mayor aislamiento, placas multiuso de alta densidad, paneles de cemento y madera resistentes a temperaturas extremas o nuestras soluciones de remates, fijaciones o iluminación natural.

¿Necesitas soporte?

Encuentra todas las herramientas que necesitas, obtén asesoramiento de expertos o ponte en contacto con nosotros.