¿Qué es el Bienestar Animal?

El reciente paso de la borrasca Filomena por nuestro país ha dejado patente la importancia de contar con unas instalaciones adecuadas para asegurar, no solo el bienestar y el confort térmico de los animales, sino incluso la supervivencia de nuestra ganadería. ¿En qué consiste el bienestar animal y cómo se evalúa?

Episodios tan extremos como los que acabamos de vivir no son habituales. Por ello, tampoco es evidente estar completamente preparados frente a ellos. Sin embargo, al menos hemos de intentar que su impacto sea el menor posible.

¿Se puede evaluar el bienestar animal?

El bienestar animal es un “estado” que es posible medir y cuantificar. A modo de ejemplo, el proyecto Welfare Quality® ha desarrollado sistemas para evaluar de forma objetiva el bienestar animal en las ganaderías, durante el transporte de los animales y también en los mataderos. De esta manera es posible identificar las causas de un bienestar deficiente y asesorar a los productores en cómo mejorarlo. Así, este sistema permite informar a los consumidores de una forma clara y objetiva sobre los estándares de bienestar animal de una ganadería, diferenciándola para conseguir un mayor valor agregado de su producción.

Welfare Quality® define cuatro principios para el bienestar animal:

  • Buena alimentación. Ausencia de hambre y de sed prolongadas.
  • Buen alojamiento. Este apartado se basa en tres cuestiones básicas: confort durante el descanso, confort térmico y facilidad de movimientos.
  • Buena salud. Se define como ausencia de lesiones, ausencia de enfermedades y ausencia de dolor inducido por procedimientos de manejo.
  • Comportamiento apropiado. Incluye la expresión del comportamiento social, la expresión de otros comportamientos, buena relación humano-animal y ausencia de miedo.

A partir de estos principios se pueden identificar los problemas de bienestar y establecer estrategias de mejora en cada uno de los criterios. La evaluación de estos criterios no debe de hacerse por separado, sino que deben de tenerse en cuenta todos los señalados anteriormente de una forma global.

Fuente: WAFL (Sept 2005)

¿A qué nos referimos con confort térmico?

La denominada zona de confort térmico se refiere al intervalo de temperatura en el cual los animales se encuentran lo suficientemente cómodos como para no tener que trasladarse a ninguna localización y sobre todo no poner en marcha ninguno de los mecanismos termoreguladores del organismo. Es muy variable de una especie a otra, e incluso cambia en función de la edad o de la fase productiva de los animales.

La zona de confort térmico está limitada por una temperatura crítica inferior (TCI) por debajo de la cual el animal responde produciendo más calor para mantener su temperatura corporal y por tanto consumiendo más alimento; y por una temperatura crítica superior (TCS), en la que los animales sudan, jadean, etc., para tratar de mantener igualmente la temperatura del

¿Cómo conseguir mantener el confort térmico y el bienestar de los animales?

En el diseño de nuestras instalaciones ganaderas es fundamental tener en cuenta la cubierta a la hora de conseguir un confort térmico adecuado. Es por el tejado por donde se producen las mayores fugas de temperatura en una nave. Así, un buen aislamiento evitará las fugas de calor en invierno y un recalentamiento excesivo en verano, con lo que los animales permanecerán la mayor parte del tiempo en su zona de confort térmico con todas las ventajas que ello conlleva.

Agrotherm®+, el panel del bienestar animal de Euronit, dispone de una capa interna aislante de poliuretano de 40 kg/m2, que supone un plus de aislamiento que aumenta no solo el confort de los animales, sino también la eficiencia energética de las instalaciones.

¿Necesitas soporte?

Encuentra todas las herramientas que necesitas, obtén asesoramiento de expertos o ponte en contacto con nosotros.