5 aspectos clave en la construcción de naves ganaderas porcinas

A menudo, cuando nos enfrentamos a la construcción de naves ganaderas, hay cuestiones que por evidentes no siempre se tienen en cuenta. En un proyecto, por lógica, priman los aspectos económicos. Pero hay muchos detalles que, a pesar de su importancia, no son valorados porque no afectan a la cuenta de la construcción de la nave ganadera, sino al rendimiento esperado del alojamiento a lo largo de su vida útil. Y no necesariamente tienen que encarecer la obra.

A continuación citamos cinco aspectos clave, que, sin entrar en consideraciones excesivamente técnicas, pueden determinar el éxito de un proyecto, al conseguir el adecuado bienestar para los cerdos y que estos ofrezcan el rendimiento que le corresponde. De esta manera, podremos obtener el necesario retorno económico.

1. Localización y distribución de las instalaciones

Normalmente no tenemos mucho margen a la hora de escoger el lugar donde vamos a construir nuestras naves ganaderas (por distancia al domicilio, aprovechar una parcela de nuestra propiedad, etc.). Pero en lo que sí podemos incidir es en que exista una buena distribución de las instalaciones en la parcela. Esto no solo es importante por nuestra comodidad y la de los trabajadores (para, por ejemplo, evitar accidentes), sino también para que la carga y descarga de animales se realice en las mejores condiciones posibles. A nadie se le escapa que una gran parte de los problemas que presentan los cerdos tiene su origen en el estrés producido en la descarga de los camiones y llegada a los nuevos alojamientos.

2. Clima y orientación de las naves ganaderas

El clima es un factor determinante en el diseño de la explotación. Es muy importante conocer las condiciones climatológicas a las que estarán expuestas las nuevas naves ganaderas.

En España, estas condiciones son además muy variables, dependiendo de la zona. En general, a excepción de la Cornisa Cantábrica y de las zonas de costa, a lo largo del año se producen fuertes contrastes térmicos que se acentúan en verano e invierno, con unas estaciones intermedias cortas y poco perceptibles. Este fenómeno tenderá a acentuarse en el futuro debido al fenómeno del calentamiento global. Por tanto, la orientación de las naves ganaderas es fundamental a la hora de conseguir las condiciones climáticas adecuadas en su interior. Todo ello combinado con un buen aislamiento, como es el sistema de cubierta Agrothem+®, permite alcanzar los objetivos fijados de bienestar animal y rentabilidad de la explotación. En la actualidad, la tendencia es a conseguir edificios energéticamente neutrales, es decir, que no consuman energía ni en calentarse, ni en enfriarse, con el consiguiente ahorro económico y medioambiental. Finalmente, aunque la lluvia no es un factor muy influyente en el diseño de este tipo de naves ganaderas, contar con una cubierta de fibrocemento (como la placa ondulada Granonda®) mejora el bienestar animal ya que no se produce el desagradable “efecto tambor” que se da con otros materiales.

3. Ambiente dentro de los alojamientos

No vamos a entrar aquí en profundidad en los diversos sistemas de control del ambiente en el interior de los alojamientos, pero vamos a señalar algunos detalles por su gran utilidad.

Así, en función de los vientos dominantes en la zona habremos orientado nuestras naves ganaderas. De esta manera podemos aprovechar la instalación de caballetes y chimeneas para conseguir una óptima ventilación pasiva, que como su propio nombre indica no consume ningún tipo de energía. Además son muy duraderos y no requieren de ningún tipo de mantenimiento.

4. Densidad ganadera

Es muy importante a la hora de diseñar la distribución dentro de las naves ganaderas tener en cuenta la densidad de animales. Un exceso de densidad, si encima se debe a un mal diseño, producirá problemas de agresividad entre los animales, mala calidad del ambiente, empeoramiento de los índices productivos, perdida de homogeneidad de los lotes, etc., y ausencia total de bienestar animal. Por tanto es muy importante conocer qué tipo de base animal vamos a utilizar para dimensionar adecuadamente las corralinas.

5. Nuevas tecnologías

Cada día van surgiendo nuevas soluciones que facilitan la vida del ganadero y mejoran el bienestar animal. Así, por ejemplo, la posibilidad de controlar los sistemas de calefacción y ventilación desde el teléfono móvil y, sobre todo, la recepción de alertas cuando se produce una incidencia, no solo garantiza el bienestar animal sino la propia supervivencia del ganado en el caso de una avería.

¿Necesitas soporte?

Encuentra todas las herramientas que necesitas, obtén asesoramiento de expertos o ponte en contacto con nosotros.